Teeth el vampiro feliz

La familia de Teeth el vampiro era muy feliz, estos afortunados tenían a su pequeño que era la maravilla más grande para ellos. Lo increíble era el tamaño de sus dientes, pero no solamente el tamaño, ya que Teeth el vampiro felizunos dientes así necesitaban cuidados especiales. Teeth siempre limpiaba solo sus dientes, pero también los lustraba, les pasaba un hilo dental y los dejaba brillando. La familia Draculez estaba totalmente orgullosa con el cuidado que le brindaba a su dentadura el pequeño, pero un día escuchó la historia de su bis abuelo y todo cambió para siempre porque la tradición es algo muy importante para todas las familias y siempre se debe cumplir, este caso no es diferente.

El padre de Teeth contó la historia de su abuelo, el cual tenía como nombre Drácula Draculez. Este señor era muy elegante y vivió durante mucho tiempo, llevaba la dentadura reconocida de la familia, pero lo más importante es que llevaba también la maldición. Este defecto que trae consigo la dentadura es que ningún miembro de la familia puede resistirse a morder cualquier cosa que sea de color rojo, así sucedió que entre cosa y cosa, este hombre elegante terminó mordiendo una granada y pereciendo en el acto. Para no sufrir tal desgracia, ninguna persona que lleve el apellido Draculez puede jamás morder algo que sea de color rojo, no importa si es un tomate, una manzana, una cereza o una granada. Está totalmente prohibido morder algo rojo y esto es en honor del bis abuelo de Teeth que nunca pensó que perdería la vida de esa manera.