Las moscas

Era en un bosque durante el verano, en donde se encontraba un conjunto de moscas, no eran una o dos, sino que eran 2.000 moscas las que volaban en busca image005de lo que ellas consideraban como un verdadero tesoro. Andaban por los aires y su mirada estaba fija en una cosa que querían, pero tanto la querían que harían cualquier cosa para conseguirla. Se trataba de la miel, la jugosa, dorada y maravillosa miel. Sin importar absolutamente nada, estas moscas se revolcarían en la dulce miel para tomársela toda, hasta la última gota.

Las cosas no salieron como las moscas pretendían y es que si encontraron la miel, si se tiraron encima de ella para beberla toda de un solo sorbo, el problema es que este panal de abejas era muy pegajoso y que ellas por intentar tenerlo todo metieron sus patas dentro de la miel sin poder quitarlas luego. Intentaron salir, pero realmente era imposible, así es como se iban hundiendo todas las moscas sin poder escapar de lo que en principio era su tesoro y lo que ahora era su fin. No todas las moscas se quedaron dentro de la miel, sino que algunas se hundieron dentro de un pastel.

Así sucede con las personas, como pasó con las moscas. Los vicios en los humanos hacen que ellos hagan cualquier cosa con el fin de conseguirlos y muchas veces no se dan cuenta que después no pueden despegarse de lo que alguna vez vieron como si fuera un tesoro, pero que en realidad era una trampa.