La casa embrujada

No todas las casas son iguales, se dice que hay algunas que tienen poderes mágicos, tal vez sean las paredes las que reciben un poder sobrenatural para poder hacer cosas, otros dicen que simplemente se trata de fantasmas viviendo en el mismo lugar, nadie sabe qué es lo que ocurre con estas propiedades,casa embrujada pero tarde o temprano la gente escucha todo y no quiere vivir allí nunca más. Esta es la historia de un arquitecto llamado Herbert que habitó Inglaterra en el siglo XIX. Él amaba su profesión y era muy bueno en lo que hacía, pero aún no tenía en donde vivir, por ello es que pensó en hacer una casa para sí mismo. Herbert vivía solo, por lo que solamente se dejó llevar por los detalles que su sensibilidad le indicó que debía poner, nada más ni nada menos. Uno de los detalles que hizo para sí fue una sala de música porque también la usaría para dar clases, ya que era un músico excelente en sus ratos libres.

El proyecto de Herbert por hacer su propia casa duró años, finalmente fueron 10 años los que tardó en preparar su morada y por eso es que después de tanta espera, no pudo esperar nada para ir a vivir ahí de inmediato. Herbert se fue a vivir en su nuevo hogar, pero lo extraño pasó en su sala de música, ya que ahí mismo, un día se sentó para tocar el piano como siempre hacía y cayó sin vida sobre las teclas. No solamente que nadie encontró una explicación para este acontecimiento, sino que encima no tenía herederos, ni conocidos tampoco para poder reclamar su fortuna. Todo pasó a las autoridades del momento, las cuales intentaron poner en venta la casa al tiempo de su partida, pero pocas personas se acercaron para verla.

embrujadaEl siguiente inquilino fue un hombre avaro con mucho dinero, pero no vivió mucho tiempo en la casa y perdió entonces su vida, al igual que lo hizo su antiguo dueño, pero la cosa no termina aquí porque un vendedor de lana también quiso la propiedad para poner una tienda enorme de su negocio y fueron más los inquilinos que la casa se llevó. Tanto así, que el tiempo pasó y las personas nunca dejaron de contar las historias y que la casa está embrujada por alguna razón y no quiere que nadie viva entre sus paredes porque ninguna persona ha vivido allí para luego seguir viviendo y contar que pudo hacerlo.