El libro de la selva

Mowgli es un niño que no es para nada parecido a los demás porque su naturaleza es diferente gracias al destino de lo que le tocó vivir. Una pantera negra estaba caminando por la selva y entonces se encontró con una canasta que dentro tenía al pequeño Mowgli, por eso es que lo llevó de inmediato con la lobaselva que acababa de tener cría para que alimente también a este pequeño humano que encontró en las aguas flotando. El niño creció y se convirtió en alguien muy especial para todos y él era muy cariñoso también, pero el tigre no diferenciaba en humano y solamente quería comer cuando se enteró de su presencia en la selva.

La pantera que encontró al niño, ahora tenía entonces la tarea de llevarlo a donde estaría mejor protegido, esto era con los humanos que eran también de su especie, pero cuando le dijeron a Mowgli que lo separarían de su madre adoptiva, él no quiso saber nada de esta nueva vida con la gente que lo dejó tirado para que cualquier cosa le ocurra. Los animales lo cuidaban muy bien y por eso es que la pantera en el camino se encontró con Baloo que era un oso muy juguetón y pasaron mucho rato juntos, inclusive la pantera estaba celosa de tanta amistad.

Caminaron los tres a escondidas del tigre, pero luego cuando estuvieron por llegar al campamento de los humanos, Mowgli fue robado por un mono que era rey y tenía a muchos bajo su cargo, estuvo ahí por un tiempo y cuando sus amigos lo fueron a rescatar apareció el tigre para comérselo, aunque pelearon sus amigos por él. Fue Mowgli quien ganó la batalla porque un rayo prendió fuego a una rama seca y esta la puso en el rabo del tigre haciendo que corra desesperado, luego llegó el niño de la selva al hogar de los humanos que lo recibieron con mucho cariño.