El león y el Ratón

Érase una vez en las selva de áfrica, un pequeñísimo ratoncito que vivía allí, un día el ratón se encontró con un enorme y furioso león, y sin pensarlo mucho salió corriendo a esconderse del enorme león pues le tuvo miedo, claro que este león daba mucho miedo, rugía con una gran vos, y enormes dientes, este quería atrapar al pobrecito ratón y andaba todo el día detrás de él, pero no había podido alcanzarlo, ni atraparlo.El león y el Ratón

Un día el león cayo atrapado en una gran red de cazadores, de donde no pudo escapar, intentó e intentó pero fue en vano no pudo, rujía y rujía de desesperación, a lo lejos el ratoncito escucho sus rugidos de auxilio y corrió a ver de dónde venían los rugidos, encontró al temible león dentro de la red, atrapo, desesperado sin poder salir, el león le decía sácame de aquí por favor, y viéndolo el ratón en esa situación se apiado de él y le dijo:

Ratón
– Te sacare de esa red si me prometes que al salir no me perseguirá, y que me dejaras tranquilo y tu comportamiento tiene que cambiar por lo tanto te portaras bien.

El león le dijo:
León
– Si te lo prometo, te lo prometo sácame de aquí, nunca más te perseguiré te dejare tranquilo, pero sácame rápido.

Entonces el ratoncito comenzó a morder y a morder con sus dos dientitos la red, hasta que la rompió y el león pudo salir, el león estaba muy agradecido con el ratón por haberlo liberado, le ofreció su amistad y le pidió perdón por haberlo perseguido, lo cual el ratón lo acepto y lo perdono y fueron amigos por siempre. FIN

Esta fabula corta quiere dejar un mensaje muy importante, es el valor de la amistad y el respeto, no importa cómo se vea la otra persona siempre dale respeto y tu amistad.