Cuento el astronauta

Esta es la historia de un astronauta muy importante porque fue el encargado, hace mucho tiempo, de emprender una misión ultra secreta, cuando alguien se encarga de una misión secreta, luego no sale en revistas, ni periódicos, ni televisión porque si lo hiciera dejaría de ser secreta. astronauta1Esta es la razón por la que el fabuloso astronauta de esta historia no se hizo conocido en el mundo entero. La misión secreta se trataba de visitar el planeta seco, un lugar muy importante porque las personas, tanto como los chicos de este sitio, tienen una máquina que no les permite hacerse pis en la cama, lo cual es super útil para aquellos pequeños que están pasando por un momento de sus vidas en donde sufren de este problema.

El astronauta anduvo por todas partes llegado al planeta, pero pronto tuvo que partir y quería traer a la tierra esta máquina, de hecho esta fue la misión que se le encargó, por eso es que habló con los científicos del lugar y les pidió llevarse la máquina para el planeta tierra, aunque luego la deba traer. Lo único importante aquí era ayudar a las personas con este tipo de problemas.

astronauta2Los principales encargados del cuidado de la máquina que se encontraba ubicada en el planeta seco, hablaron con el astronauta y le dijeron que no había forma de que él pudiera llevarla a otro planeta, ya que la gente de dicho lugar la necesitaba y por algo tenían ese nombre. Sin embargo, luego de pensar un poco se les ocurrió que podían crear una nueva para darle al pequeño astronauta y que esta sí la pueda transportar hacia la tierra para usarla cuando lo necesitemos en el planeta. Desde ese día, nunca más los chicos de la tierra se hicieron pis en la cama y cuando un episodio de estos pasaba, enseguida pasaba por allí la máquina del planeta seco para solucionar el problema, claro que nadie la veía y se dice que de vez en cuando va recorriendo casas para fijarse de que nadie se haga pis en la cama.

Esta enfermedad que sufren algunas personas tiene el nombre de enuresis y luego de que existiera esta máquina tan fabulosa, con el nombre de “Desactivador de pis”, todos empezaron a vivir una vida más seca y tranquila porque cada quien puede irse a acostar en sus camas sin despertar todo mojado, o bien llamar a sus padres para contarles lo ocurrido.