Cuento de pulgarcito

En el bosque vivía una familia de leñadores que era realmente pobres, ellos no tenían nada de dinero para comer, pero aun así habían sido padres de 7 hijos, el más pequeño era también el más inteligente y media lo mismo que un dedo pulgarcitopulgar, por eso le decían todos Pulgarcito. Un día, cuando el alimento no alcanzó para toda la familia, los padres quisieron abandonar a los niños en medio del bosque. Sin embargo, Pulgarcito los escuchó y antes de que sucediera fue dejando piedras que encontró para marcar el camino de regreso a casa. Luego de que volvieron, todos estuvieron felices y volvieron a ser una familia, pero cuando nuevamente se quedaron sin nada para comer, ellos decidieron abandonar otra vez a los pequeños, pero más lejos que antes. Esta vez, Pulgarcito dejó migas de pan para marca el camino por el cual regresarían y los pájaros se comieron todas las que habían tirado.

Una vez que se perdieron los 7 hermanos en el bosque, fueron a parar en manos de un ogro que tenía una mujer y 7 hijas, toda esta familia se alimentaba de niños que se llevaban a su cabaña para comerlos. El ogro raptó a los pequeños y los metió en su casa para comerlos más tarde, su familia estaría contenta de ver tanta comida nueva. Sin embargo, el astuto Pulgarcito tuvo un plan infalible, no había luz en la casa del ogro y ya había oscurecido, por eso es que cambió las coronas de las hijas por los gorritos de sus hermanos y así es como el ogro terminó comiendo a sus hijas sin darse cuenta. Todo pasó mientras los hermanos de Pulgarcito corrían sin parar para escaparse y salía el enorme ogro para encontrarlos, pero nada lograba.

pulgarEl día siguiente, Pulgarcito fue a la corte del rey y le pidió un puesto como mensajero para poder anunciar sus mensajes.

Debido a la inteligencia de este pequeño es que consiguió el empleo y nunca más su familia pasó hambre de nuevo porque tenía ahora un trabajo estable que mucho dinero y recompensa trajo al hogar.