Cuento de pinocho

El cuento de pinocho es una historia hermosa que tiene como principal el alma del ser human que emprende un viaje de evolución espiritual. Gepetto era un anciano cansado de haber vivido una largaCuento de pinocho vida como zapatero, él tenía mucha tristeza en su corazón y era un buen hombre, pero nunca había tenido un hijo y era su mayor deseo, solamente tenía un gato para no sentirse tan solo. Pasado el tiempo, el anciano descubre que puede hacer un niño de madera y lo hace hermoso para poder sentirlo como si fuera su hijo, el único problema es que no está vivo, ni puede hablar o moverse. Una noche, Gepetto se inclina ante una estrella fugaz que pasó por el cielo y le pide un enorme deseo, le pide que su Pinocho se convierta en un niño de verdad, luego se acuesta a dormir para esperar el día siguiente.

Durante aquella noche, una hermosa hada aparece en la casa de Gepetto mientras duerme y el único testigo es un grillo que no tiene casa donde vivir. Sin embargo, él viste muy bien y es sabio. El hada convierte a Pinocho en un niño, pero no de carne y hueso, sino que de madera. Cuando Pinocho despierta, ella le dice que solamente será un niño de verdad cuando demuestre que tiene un alma pura y es bueno de corazón como su padre, pero cada vez que diga una mentira, su nariz crecería sin parar. La alegría de Gepetto al ver a su Pinocho con vida es algo que nadie podría igualar, pero luego de tanto reír decidieron que el niño iría a la escuela, para eso lo preparó su padre.

Los niños pueden ser realmente malos y Pinocho no debía dejarse llevar por ellos. Sin embargo, no lo puede evitar y termina en un sitio horrible en vez de ir a la escuela. Después de todo lo que vivió ya no puede volver a la casa porque se lo llevan como prisionero a otro lado, gracias a la ayuda de su grillo como consciencia él puede arrepentirse de lo que hizo y salir para ir en busca de su padre. El problema ahora es que su padre salió a buscarlo por todos lados y se subió a una balsa durante una tormenta, por eso es que fue comido por una ballena, Pinocho buscando a su padre llegó también a la panza de la ballena, pensaron que no habría forma de salvarse, pero seguían juntos por lo menos. La astucia de Pinocho hizo que hicieran una fogata en la panza para que la ballena estornude por el humo y así es como fueron expulsados hasta la orilla. Ambos se salvaron de esta aventura y luego de haber demostrado su valentía y su arrepentimiento por las cosas malas que hizo, el hada lo convirtió en un niño de verdad, un niño con carne y hueso para que esté junto a su padre por siempre.