Cuento carrera de zapatillas

Comenzó la corrida en la selva, se trataba de una reunión que se hacía todos los años entre los animales para la carrera de zapatillas.carrera de zapatillas Dentro de esta carrera correrían todos los animales que quieran, sin importar que tan rápidos, lentos, grandes o pequeños sean. Por ello es que solamente se pedía que asistan con zapatillas bellas para lucir y así comenzaría la carrera de amigos que luego terminaría en un gran banquete para celebrar.

Llegó el día tan esperado y se reunieron todos los animales, pero entonces llegó la presumida jirafa que era la más alta y bonita de todas, como los miraba a todos desde arriba, no hacía otra cosa que reírse de sus defectos. No pasaron ni minutos de su llegada que ya se había reído de la tortuga por lenta, del rinoceronte por gordo y hasta del elefante por su gran trompa. Todos comenzaron a sentirse mal por lo que hacía esta jirafa presumida y siempre hacía lo mismo, pero ahora sucedió algo que nadie se hubiera esperado.

El largo cuello de la jirafa no le permitía bajar para atar sus cordones de las zapatillas y entonces comenzó a gritar de desesperación para pedir ayuda, de otro modo no podría competir, pero claro que nadie la quería ayudar. Entonces se acercó el zorro y le dijo que nadie quería ayudarla porque no hizo otra cosa que burlarse de los demás y con estas situaciones nos podemos dar cuenta que no hay nadie que sea mejor que nadie, solamente hay quienes son diferentes.

carrera zapatillasLas hormigas se subieran sobre la jirafa y comenzaron a atar sus agujetas para poder comenzar la carrera, pero antes de que esto sucediera, la jirafa rompió en llanto y le pidió perdón a todos por las cosas feas que había dicho y comenzaron a ser amigos todos los animales del bosque. Durante el banquete todos estaban felices y compartiendo, ahora la jirafa era un amigo más.